Soluciones para caninos mal posicionados

Los colmillos o caninos son las piezas dentales que tienen por función desgarrar los alimentos para poder masticarlos bien. Por lo que podemos decir que tienen un papel indispensable en el proceso digestivo. Masticar bien los alimentos es fundamental para un correcto proceso de digestión. Además, cuando se produce maloclusión y apiñamiento es frecuente encontrar otras alteraciones respiratorias y digestivas.

Los caninos tienen una función estructural muy importante y son unas de las últimas piezas definitivas que erupcionan. Lo hacen alrededor de los 12 años de edad. Por ello es frecuente que el espacio reservado para los caninos en algunos casos sea utilizado por otros dientes que erupcionan a edades mas tempranas, lo que puede hacer que estos dientes se queden bloqueados sin poder salir o que salgan en lugares incorrectos, dando lugar a que problemas de espacio ocasionen la mala posición de los colmillos.

Son estos problemas digestivos, respiratorios y masticatorios los que se intentan evitar y por ello un tratamiento temprano  es de vital importancia.

Con el recambio dentario cada diente adulto tiene asignado un espacio específico y si no conseguimos que se mantenga a lo largo del proceso del recambio aparecerán caninos altos y mal posicionados como resultado, entre otras patologías. La solución para colocar estas piezas dentales y mejorar la estética de tu boca y la funcionalidad de tu mordida es un tratamiento de ortopedia y de ortodoncia.

En nuestra clínica la Dra. Laura Pérez estudiará el caso y valorara  entre los diferentes sistemas de tratamiento cual se adapta mejor a ti para poder corregir o prevenir este problema. Existen distintas opciones:

Brackets metálicos

Este es el sistema de ortodoncia de siempre y el más empleado en niños. Los brackets, al ser metálicos, no ofrecen una alta estética pero el resultado del tratamiento es óptimo. Estos brackets son más pequeños que la mayoría de los brackets estéticos y también altamente resistentes. Su coste es más bajo que los sistemas de ortodoncia estética.

Brackets autoligados

Estos brackets son de baja fricción y no emplean ligaduras elásticas para unir el arco o alambre con el bracket  con los elásticos. Los movimientos dentales son más rápidos y se deberá tener un máximo control de las fuerzas para  conseguir los resultados deseados.

Brackets estéticos

Ofrecen una alta estética y están destinados para aquellas personas que precisan un tratamiento de ortodoncia pero que no quieren alterar su estética dental durante los meses del tratamiento. Son transparentes y no se tiñen con la alimentación ni con el café o tabaco. Su coste es más elevado que los brackets metálicos. Existen en el mercado brackets estéticos autoligados.

Ortodoncia invisible

Este es un sistema de ortodoncia prácticamente imperceptible que se realiza mediante la utilización de alineadores transparentes o aligners. El sistema de ortodoncia invisible permite mantener una óptima higiene dental ya que las férulas pueden retirarse para comer y para cepillar los dientes tras cada comida. Es el sistema de ortodoncia más cómodo y discreto.

El tratamiento de ortodoncia no solo perseguirá posicionar correctamente los caninos, sino que conseguirá ponerlos en oclusión y en la posición mas equilibrada con respecto a los demás dientes.

También es importante tener en cuenta que en ocasiones, antes de la colocación de la ortodoncia mediante brackets o alineadores, será necesario colocar una ortodoncia interceptiva para aumentar el espacio en el maxilar o expandir el paladar. Se trata de una etapa previa de tratamiento ortopédico para conseguir, mediante la expansión, el espacio necesario para posicionar cada diente en su lugar.

En ocasiones donde la falta de espacio no se puede resolver con expansión, se podrá precisar de la extracción de piezas dentales.